lunes, 29 de julio de 2013

PARTENÓN DE NASHVILLE



Si vieras por primera vez esta imagen pensarías quizás que se trata de un retoque digital. Sin embargo, la realidad es que esta reproducción a tamaño real del Partenón fue realizada en 1897 y se puede visitar en el estado de Tennessee, en los Estados Unidos.


¿Qué tiene de particular? A parte de la impactante sensación que debe ser tener delante de ti una reproducción perfecta del Partenón, tal como lo debían contemplar los antiguos griegos, es altamente interesante que hayan asimismo reproducido la decoración policromada del entablamento y los frontones. Y es que, a pesar de la idea que tenemos, los griegos veían la vida de colores, aunque ese es un tema que trataremos en otro post con más detalle.

Y no sólo debemos admirar su exterior, sino que dentro del templo encontramos ubicada la estatua de Atenea Partenos, obra en este caso de Alan LeQuire (y no de Fidias...) pero que asemeja bastante a lo que debió ser la original. Eso sí, de una estatua de oro y marfil se han pasado a materiales más pobres, la reproducción no da para tanto.

De momento os dejamos disfrutar del Partenón de Nashville, y de la majestuosa presencia de la estatua de Atenea en la naos, no me extraña que nos sintamos tan insignificantes ante los dioses del Olimpo...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada